Frutos de escuela en casa




Esta semana ha estado llena de bendiciones, los niños han estado muy felices y tranquilos, con sus momentos de caos pero nada que no se pueda controlar, pero sucedió algo que me dejó sorprendida, el domingo  me molesté  mucho con mi hija Moni , no era su culpa en realidad pero le explique las razones de porque estaba enojada y que no quería eso en su vida.
 El lunes ´por la mañana cuando estaba apunto de  subir a ver si ya se había levantado los niños, los escuche rezando a los 4 solitos en su cuarto, no quise interrumpirlos y me bajé en silencio, después bajaron un poco más tarde de lo normal y Moni me dijo : mamá sabes ¿ porque nos tardamos mas en bajar? porque estábamos rezando el rosario por ( un familiar por la situación que comentaba anteriormente)le dije: ¿ rezaron todo el rosario? "si y mis hermanitos también lo rezaron conmigo aunque Tere no reza muy bien aun",  nunca imagine algo así tan bonito y que tuvieran la iniciativa de hacerlo 
El martes me desvelé por estar aquí picándole y escribiendo en el blog,  me desperté hasta las 8 am, los niños me despertaron de hecho, entraron a mi cuarto y me dijeron mamá, ya recogimos nuestro cuarto, tendimos nuestras camas, nos cambiamos y pusimos la mesa, ya solo falta que nos hagas el desayuno para poder subir al salón,  no pensé que sucediera algo así tampoco, tal vez en unos años mas,  en verdad Maricela tenía razón ( una amiga que tiene 10 años con escuela en casa) una vez me platicó que sus niños se despertaban antes que ella y ya todos listos, esto fue así casi dos años y en ese momento  pensé todo lo que batallo para que hagan sus deberes matutinos, todo fue mejorando con el paso de los meses pero llegar a que ¡ellos solos hicieran todo! , algo debo de estar haciendo bien, Dios es muy grande realmente veo su amor y sus gracias en cada día de nuestra vida.


Otra cosa que sucedió el día de hoy:  Eran como 7:30 am entraba del patio ya que es la hora en que cuelgo ropa y pongo lavadoras y secadoras y los niños venían bajando las escaleras, cambiados y listos y me dijeron que ya habían hecho sus deberes de la mañana y pensé : esta funcionando todo perfecto, pero me dijo Moni: Mamá  como estuvimos listos desde las 7 am, me puse a adelantar mi guía para poder trabajar mas con el material Montessori  (y sin desayunar aun).
Al terminar el día, me baje a hacer unas cositas y se quedaron pintando dibujos de huellitas con pintura dactilar dude en dejarlos solos con pintura pero ya bajaron y me dijeron que habían lavado sus godets, limpiado su mesa y dejado todo limpio. Tal vez sea algo normal para algunas mamás pero yo no había pasado de estar insistiendo en que hicieran las cosas, no con regaños solo recordatorios y en verdad que me obedecen muy bien mis peques gracias a Dios pero veo que hay virtudes que ya empezaron a desarrollarse y eso me llena de gozo y de agradecimiento a Dios, Bendito seas Señor.

1 comentario:

ranamiwi dijo...

Felicidades Karla esas son las bendiciones de educar en casa y que nos impulsan a seguir!